No hubo opción para el destino…
Las musas, la aleatoriedad de la inspiración llegada desde el caos y las emociones. Desde la búsqueda de la entropía confluyeron para la creación de Maple Apple.
Tal vez por venganza, por insensibilidad. Un brillante y chispeante cofre vacío se llenó de algo diferente y nada más. Una insolación, un sueño, rosas doradas mil veces golpeadas…

Tardes de melodías entrelazadas y años de inyección musical dieron paso a una sublime explosión creativa que terminó derivando en una obra: Relief. Sin ambiciones, sin aspiraciones claras, simplemente fluía de las corrientes creativas de Jose y Lucía, que inevitablemente acabaron creando Maple Apple, fin para el cual no cabía mejor compañía que una sólida base rítmica compuesta por Iván y Kevin.

El Eco, la Rock School, la Escuela de Jazz… docencia y formación no escasea. No solamente inspiración corre por sus venas.

Compleja instrumentación, exquisita composición… Art Rock con ecléctica influencia, bebiendo de ricas fuentes como Radiohead, Within Temptation, Tool, Nine Inch Nails… La lírica.

El camino se va construyendo a través de salas y escenarios que comienzan a proyectar el sonido de Maple Apple, y casi como una “premiere”, Finalistas del Festival Noroeste, recién nacida la criatura…
Aunque no sin cambios y re-invenciones, el elenco definitivo se consolida y el proyecto es sólido y creativo.

El directo, su hábitat natural.
Entre conciertos y festivales, Maple Apple continúa…

La historia continúa…